XEGLO La Voz de la Sierra Juárez

 
 
 
 
 
Enviar mensaje instantáneo a la cabina de transmisión
 
 



A finales de la década de los ochentas se gestó en la Sierra Juárez de Oaxaca un movimiento social con un doble objetivo que consistía, por un lado, en llenar un hueco informativo que, por diferentes motivos, no había podido cubrir la televisión, la prensa y la radio. Por otro, adecuar un canal de expresión a la problemática concreta de un medio indígena que se caracteriza por su marginación económica, política y social. Por esos años se captaban en la región tres estaciones radiofónicas, XEOA, XEAX y RPO (con una muy deficiente recepción), que provenía de la ciudad de Oaxaca, así como de la Televisión de la República Mexicana, TRM, con cobertura nacional, pero igual con una señal de baja calidad.

Ambos medios no brindaban ninguna posibilidad de acceso a los indígenas serranos. Reproducían el esquema tradicional de unidireccionalidad de la comunicación y limitaba al radio escucha y al telespectador a asumir una posición pasiva.

El 21 de marzo de 1990 inicia transmisiones de prueba la Radiodifusora XEGLO, "La Voz de la Sierra Juárez", provisionalmente en un local de la Presidencia Municipal con un horario de seis a nueve de la mañana y de tres a seis de la tarde, durante ocho meses, mientras se terminaba la construcción del edificio. Transmitía con 5,000 watts de potencia, en el 780 del cuadrante, en Amplitud Modulada. Hoy lo hace con 10 000 watts.

El 17 de noviembre de 1990 se inauguran formalmente las instalaciones de la Radiodifusora con la misión de promover e instrumentar acciones de comunicación, que generen espacios de diálogo intercultural y, a la vez, fortalezcan y promuevan la autoafirmación y reconstitución de los pueblos y comunidades indígenas. La Radiodifusora nació con 15 empleados, un comisionado y un voluntario, en la actualidad solo cuenta con 10, tres de los cuales pertenecen a los pueblos mixe, zapoteco y chinanteco.

Llegó a contar con nueve centros de producción radiofónica y 25 corresponsales comunitarios, pero por ser estos inducidos y como consecuencia de la dinámica social, actualmente solo operan el de Santa María Nieves y de Santa María Tlahuitoltepec.

Algunos de los acontecimientos de los que ha dado cuenta la emisora son las luchas de las organizaciones como Pueblos Unidos del Rincón de la Sierra Juárez, La Unión de Organizaciones de la Sierra Juárez de Oaxaca, UNOSJO, la presencia de grandes incendios forestales en 1998, en San Martín Buenavista, San Juan Quiotepec y San Francisco la Reforma en los que se quemaron cerca de siete mil hectáreas; la aparición del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, en 1994, el Concurso Testimonial Trabajo Comunitario, Identidad y Memoria Histórica de los Pueblos de la Sierra Juárez, en el mismo año, la Consulta de la Participación Indígena y sus Derechos, en febrero de 1996, la Reforma Constitucional del Estado de Oaxaca y las Consultas con los Pueblos Indígenas sobre la Reforma Institucional y sobre sus Formas y Aspiraciones de Desarrollo, entre otros tantos.

A la XEGLO le distingue su trabajo por promover la justa valoración del patrimonio de las culturas en el conjunto de la sociedad nacional, a través de la promoción de la defensa de los derechos, el desarrollo integral y la participación social de los pueblos indígenas, en el marco del reconocimiento a la naturaleza pluricultural y pluriétnica de la nación. La radio promueve que los pueblos y comunidades indígenas sean sujetos de derecho y de su propio desarrollo integral, a través de acciones que permitan su acceso pleno a los medios de comunicación. Propicia el acercamiento entre los pueblos indígenas y de estos con la sociedad en general, mediante la utilización de los medios de comunicación.