XEOJN La Voz de la Chinantla

 
 
 
 
 
Enviar mensaje instantáneo a la cabina de transmisión
 
 



Los pueblos indígenas queremos seguir siendo lo que somos,
mas no seguir estando como estamos...

filosofía chinanteca.

Efectivamente los pueblos indígenas aspiramos con mucho orgullo seguir siendo de lo que somos, hablar nuestra lengua, conservar nuestra música, los saberes ancestrales y toda nuestra riqueza cultural y natural de nuestro entorno, mas no seguir en la marginación y exclusión de las nuevas tecnologías, por ello; para nosotros la radio es un instrumento para manifestar y expresar a la sociedad en su conjunto que aquí estamos los pueblos originarios de ésta nación dispuesto a seguir siendo lo que somos.

INTRODUCCIÓN

La Radiodifusora XEOJN La Voz de la Chinantla, es una de las emisoras del Sistema de Radiodifusoras Culturales Indigenistas de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas que se encuentra ubicada en la Sección Segunda de San Lucas Ojitlán, Oaxaca, transmitiendo con 10 mil wattss de potencia en el 950 de Amplitud Modulada con 110 kilómetros a la redonda en  lenguas Chinanteca, Mazateca, Cuicateca y Español durante 12 horas diarias, su área de cobertura está compuesta por comunidades de los estados de Oaxaca, Veracruz y Puebla, donde habitan indígenas chinantecos, mazatecos, cuicatecos, zapotecos, náhuatl, mixes y mixtecos.

Radiodifusora XEOJN La Voz de la Chinantla

Instalaciones de la Radiodifusora XEOJN La Voz de la Chinantla de San Lucas Ojitlán, Oaxaca.

Para los pueblos indígenas y la población mestiza del área de cobertura de la radio, La Voz de la Chinantla es el instrumento de comunicación, información, promoción y difusión más importante con que se cuenta para las diversas manifestaciones culturales, porque a través de su programación se fortalece el carácter pluricultural de los pueblos con la difusión en su máxima dimensión las culturas y tradiciones indígenas, además de proporcionarle al público servicios en los programas de avisos personales, comunitarios e institucionales y otros que abordan temas relacionados con salud, educación, pueblos indígenas, derechos humanos, niños, mujeres, migración y el campo.

Actualmente la radio opera con 9 personal bilingüe; lo que ha permitido y facilitado un trato directo con los pueblos para recopilar diferentes géneros de música y principalmente la tradicional que ocupa un lugar preponderante en la programación diaria.

ANTECEDENTES

La Voz de la Chinantla inició su transmisión el 18 de noviembre de 1991, aunque su inauguración formal se realizó; el 14 de diciembre del mismo año.

La riqueza cultural y natural del área de cobertura de la radio, junto con su población  ha sido afectada en dos ocasiones: en 1955 con la construcción de la presa Miguel Alemán Valdez de Temascal (que afectó a la población mazateca) y en 1989  con la presa Miguel de la Madrid Hurtado de Cerro de Oro, Oaxaca, (afectando a núcleos de población indígena chinanteca). Este factor, fue uno de los que motivó la instalación de una radiodifusora indigenista.

De acuerdo a un estudio realizado, en el año de 1990, por Inés Cornejo, la Chinantla fue una de las zonas prioritarias por el gobierno federal, debido a que el reacomodo de chinantecos y mazatecos generado por la construcción de las presas "Miguel Alemán" y "Miguel de la Madrid", propiciaron una fuerte desintegración cultural tanto en el grupo mazateco como en el chinanteco.

Ello, evidenció la importancia que tenía la instalación de un medio de comunicación -en este caso indígena- para unir, fortalecer y difundir los valores culturales de los grupos.

Uno de los factores que fueron determinantes para la instalación  de la radiodifusora cultural indigenista en la localidad de San Lucas Ojitlán, fue la ubicación geográfica de éste lugar, además de que el pueblo contaba con todos los servicios, teléfono, telégrafo, energía eléctrica y agua entubada.

CARACTERISTICA DE LA UBICACIÓN

La región de la Chinantla se ubica en la zona norte del estado de Oaxaca y está compuesta por comunidades de los distritos de Tuxtepec, Choapam, Ixtlán y Cuicatlán, habitadas por indígenas chinantecos, mazatecos, cuicatecos, zapotecos, mixes y mixtecos.

Radiodifusora XEOJN La Voz de la Chinantla

Lugar de ubicación de XEOJN La Voz de la Chinantla

Las tierras que corresponden a esta zona presentan una configuración sumamente variada, ya que van desde planos de escaso relieve sobre el nivel del mar hasta nudos montañosos cuyas cumbres alcanzan alturas de unos 2 mil 500 metros sobre el nivel del mar.

Esta descripción nos habla de los accidentados de la región que la radio cubre, sin embargo; por la ubicación de su antena le ha permitido una transmisión perfecta de su señal, debido a que se  encuentra rodeada de ríos y presas, las cuales se han convertidos en impulsores de las ondas hertzianas.

Con base al proceso de monitoreo interno de la Radiodifusora  a través de las cartas, mensajes y llamadas telefónicas que capta, con el aumento de 5 a 10 mil wattss de potencia en el 2006, actualmente la señal de la emisora llega de 78 a 107 municipios de los estados de Puebla, Veracruz y Oaxaca, donde están asentadas 3 mil 294 comunidades que residen 649 mil 730 indígenas que representa el 29 % de una población total de 2 millones 226 mil 879 personas de acuerdo al censo del INEGI en el 2005.

LA RADIO HACIA UN PROCESO DE PARTICIPACION COMUNITARIO

La Radio es el único medio en su tipo que existe en la región, aunque hay otros medios comerciales que también comunican, pero no difunden su música, su cultura y su propia forma de vida; sin embargo con la instalación de ella, la población indígena y no indígena de la zona, encontraron un espacio de comunicación donde escucharse, comunicarse y difundir sus propias manifestaciones culturales. Es por ello; que los pueblos se identifican con la radio, sienten que la radio es suyo, porque escuchan mensajes en su propia lengua a través del personal bilingüe procedentes de las propias comunidades.

Con la creación de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, CDI, surge un nuevo proceso de transición institucional, en donde la radio se ve obligado a impulsar y diseñar una barra de programación basada en el conocimiento y consentimiento de los propios pueblos, en este caso; hacer de nuestro medio, una radio de participación indígena con una estrecha vinculación institucional para fortalecer las acciones comunitarias y del Estado.

En la actualidad, no hay duda que para que los pueblos se apropien de la radio como medio de comunicación, se tiene que dar un mayor acercamiento hacia ellos; escuchar sus voces, opiniones, comentarios y referencias de lo que piensan de la radio indigenista, lo positivo y lo negativo, ya que solamente escuchándolos, podemos enriquecer y fortalecer nuestra presencia en las comunidades, además de mejorar considerablemente la barra de programación de la radio.

Radiodifusora XEOJN La Voz de la Chinantla

Análisis de la barra de programática de la Radiodifusora XEOJN
La Voz de la Chinantla en talleres comunitarios

Aunado a ello; la radiodifusora XEOJN La Voz de la Chinantla inició en el 2003  mediante el proyecto de Fortalecimiento para la Participación Comunitaria un proceso de acercamiento hacia las comunidades para constatar y conocer de manera directa las referencias del auditorio sobre la labor que desarrolla la radio indigenista en sus comunidades, así como los beneficios que ofrece como medio de comunicación al servicio de los pueblos.

Esta forma de participación ha sido de gran utilidad para la integración o conformación de Comités de Enlace Comunitario de Radio y Corresponsales Comunitarios en las comunidades donde se han realizado talleres de reflexión, análisis y evaluación para recoger el sentir del auditorio y que nos ha servido de referencia para el desarrollo de nuestro trabajo.

Radiodifusora XEOJN La Voz de la Chinantla

El alcoholismo es un problema grave en el pueblo cuicateco, por lo que la radio tiene que intensificar su campaña contra éste mal, planteó el integrante del Comité de Enlace Comunitario en Santa María Tlalixtac.

Independientemente que con las acciones de comunicación, información, promoción y difusión de las manifestaciones culturales de los pueblos indígenas del área de cobertura de la radio, se da el cumplimiento a lo establecido en el artículo 2º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, además de fortalecer el carácter pluricultural de la nación con la promoción de las lenguas indígenas.

También se brinda a la población indígena y no indígena la comunicación en los espacios de avisos, convocatorias de fiestas tradicionales, noticias y programas radiofónicos, además de realizar grabaciones de música, tradición oral y testimonios de vida de los pueblos, lo que ha permitido enriquecer y fortalecer las manifestaciones de los pueblos en todo su contexto.

El Proyecto de Fortalecimiento para la Participación Comunitaria que se viene impulsando desde 2003 en la Radiodifusora XEOJN La Voz de la Chinantla, como una estrategia de propiciar la participación comunitaria a través de talleres o asambleas comunitarias al que participan niños, jóvenes, adultos y ancianos ha permitido orientar el diseño de la barra programática de la radio.

Radiodifusora XEOJN La Voz de la Chinantla

Con la creación de Corresponsales Comunitarios, los mazatecos se enteran de lo que sucede en otros pueblos, manifestó uno de los participantes en el taller realizado en San José Tenango.

Como resultado de los talleres o asambleas comunitarias que la radio ha promovido  en los últimos años, actualmente se cuenta con 32 Comités de Enlace Comunitario (Consejo Consultivo) en igual número de comunidades de los pueblos chinanteco, mazateco, cuicateco y mixteco, que han servido como  órgano referencial en el diseño de la barra de programación.

La barra de programación se modificaba conforme lo decidían los productores radiofónicos sin que se realizara un trabajo de evaluación sobre el impacto de la programación en las comunidades, considerando que con el simple hecho de contar con la música y testimonios de vida de los pueblos se propiciaba la participación comunitaria, cuando en realidad la radio no tenía una referencia  del sentir de su público sobre su programación.

Los talleres de Fortalecimiento para la Participación Comunitaria tienen como objeto fortalecer un modelo de participación de las comunidades en la evaluación y diseño de la barra de programación de la radio.

Asimismo en las asambleas comunitarias; eligen con el aval de los participantes a un Corresponsal Comunitario, persona que se encarga de recopilar información de los hechos que son noticias, mismas que son enviadas a la radio para su difusión en los espacios informativos de la emisora.

Radiodifusora XEOJN La Voz de la Chinantla

Desde 2005, los Corresponsales Comunitarios de Radio son capacitados para su actualización y consolidación, lo que ha permitido enriquecer el espacio informativo de la radio

Con ello, los pueblos encuentran en su radio un espacio donde expresarse, además de pretender identificar las necesidades reales de comunicación en las comunidades para llevarlas desde sus lugares de origen hasta la radio, además de abrir espacio para obtener información que permita enriquecer el trabajo de la radio, independientemente que el personal de la emisora adquieran conocimientos ancestrales de los pueblos sobre su vida cotidiana vinculada con la naturaleza, además de conocer el modelo de radio que aspiran los pueblos, los productores radiofónicos adquieren herramientas para su locución documentada.

Como resultados de los diversos talleres realizados en algunas comunidades del área de cobertura de la radio, de 2003 a la fecha se ha reflejado una intensa participación de los músicos y del auditorio hacia la radio, aunque es más notoria la colaboración de los corresponsales comunitarios.

Una de las evidencias sobre el proceso de participación se refleja en la concentración de los músicos y otros actores indígenas en los aniversarios de la radio, manifestando así la presencia de una cultura viva, además de dar un enfoque real sobre la función social de un medio de comunicación para crear y propiciar espacio de reflexión sobre nuestros valores, ya que más que una radio presentador de música o la hora, somos para los pueblos sus voces, sus mensajeros y sus promotores, por ello; es necesario el impulso de ésta forma de participación.

Radiodifusora XEOJN La Voz de la Chinantla

Músicos y Danzantes Mazatecos "Los Huehuentones" de la Sierra Mazateca Alta en Oaxaca.

Antes de iniciar con el proyecto de Fortalecimiento para la Participación Comunitaria, la fiesta de los aniversarios se programaba en un solo día; sin embargo, ahora es imposible, por el elevado número de participantes  que llegan hasta 50 grupos de músicos, sin considerar a los artesanos, médicos tradiciones y otros actores indígenas.

Radiodifusora XEOJN La Voz de la Chinantla

Con la presencia de la radio en la zona norte de Oaxaca, también el Son Jarocho recobra su fuerza, afirman Nemesio Reyes y Don Elías Meléndez, impulsores de sones tradicionales y campesinos.

PRODUCCION Y ACERVO

En lo que se refiere al área de producción y acervo sonoro de la radio, es importante señalar que de 1991 a 2002, la radio logró realizar 300 grabaciones de diferentes músicos y actores indígenas en un lapso de 11 años, esto indica 27 grabaciones por año, mientras de 2003 a 2007 alcanzó realizar 162 grabaciones que representa 32 grabaciones por año, 29 por ciento más  desde que se impulsó el proceso de participación comunitaria.

Radiodifusora XEOJN La Voz de la Chinantla

Con ésta acción que realiza la Radiodifusora XEOJN La Voz de la Chinantla cumple con el objetivo de contribuir al reconocimiento de la diversidad de los pueblos, a la pluriculturalidad y al fortalecimiento de las lenguas indígenas, mediante un espacio accesible y altamente participativo que cumpla con el papel de un medio de servicio público de comunicación hacia los pueblos y que asegure ser una instancia de información e interlocución entre las comunidades indígenas y otros actores de la sociedad para consolidar el carácter plural y diverso de la nación.